EL SISTEMA PARA CENTROS COMERCIALES, OFICINAS Y HOTELES

Más de 15 años de experiencia, más de 200 Sistemas WLHP Versatemp de Clivet en funcionamiento, una gama de 1 a 350 kW especializada por aplicaciones, para el confort total en el sector terciario, reduciendo los consumos estacionales incluso un 50%.

 

 

Las soluciones de anillo de agua Clivet, utilizadas para las diferentes tipologías aplicativas, como centros comerciales, centros cívicos y hoteles, y en las condiciones climáticas más variadas, son un caso indiscutible de éxito. A lo largo de los años, Clivet ha desarrollado y mejorado estas soluciones, comprando incluso la marca inglesa VERSATEMP. Con 15 años de realizaciones con la marca Clivet y más de 40 con la marca Versatemp, la empresa ha logrado un liderazgo de mercado en los sistemas de anillos de agua.

Las más de 200 aplicaciones del WLHP System de Clivet en galerías comerciales, centros cívicos, hoteles y  edificios de la administración pública, han demostrado su capacidad para reducir los consumos estacionales incluso un 50% con los consiguientes ahorros en los costes de gestión.

En la actualidad, esta tecnología está viviendo una importante valorización, ya sea por el uso creciente de edificios muy aislados donde hay cargas internas opuestas simultáneas e independientes, ya sea por las numerosas ventajas que ofrece:  

  • Descentralización por transferencia de energía

La energía térmica o frigorífica necesaria para la climatización se produce localmente en cada zona abastecida con transferencia gratuita entre las zonas con necesidades climáticas diferentes, utilizando sólo dos tuberías con agua a temperatura neutra como fluido de intercambio. Además, la fiabilidad global aumenta porque una eventual avería en una unidad no afecta a las restantes.

  • Considerable reducción de la inversión inicial

El inversor puede transferir buena parte de los costes de instalación iniciales a cada uno de los usuarios, debiendo realizar únicamente la instalación general del edificio como preparación para la climatización individual. También la contabilización energética es inmediata y corre a cargo del usuario. Las unidades monobloque del Sistema no necesitan la realización in situ de operaciones complejas, por lo que se reducen los tiempos de montaje y prueba, con la posibilidad de programar fácilmente la obra.

  • A prueba de futuro

El número de unidades que pueden conectarse al sistema es virtualmente ilimitado, también en vista de futuras ampliaciones de la instalación. Las tuberías tampoco tienen límites de longitud ni necesitan aislamiento; pueden ser incluso de plástico y, sobre todo, contienen agua a temperatura neutra, en lugar de refrigerante. Gracias a esto, se reducen los costes relativos a las inspecciones obligatorias previstas por la normativa Europea FGas con el objetivo de limitar las fugas de refrigerante, ampliamente aplicadas en los países de norte de Europa. Además, la elevada eficiencia del sistema permite la reducción del impacto  ambiental y del efecto invernadero.

  • Una gama de productos eficiente y completa

Todos los modelos del Sistema, de 1 kW a más de 350 kW de capacidad y para instalaciones internas o externas, desarrollan una elevada eficiencia energética, con valores de COP de hasta  5,9.