EL AHORRO ENERGÉTICO

La revolución de los consumos energéticos debe tener lugar a gran escala, a partir desde el mismo ámbito doméstico. El mundo es nuestra casa.

 

 

 

Los recursos energéticos de nuestro planeta no son inagotables y el futuro de nuestro planeta depende de cómo consigamos reducir la utilización de los recursos energéticos fósiles pasando a los renovables.

Al mismo tiempo, el mundo de la construcción ha cambiado gracias a la realización de edificios ecosostenibles que prevén la utilización de envoltorios muy aislados, y instalaciones evolucionadas para la calefacción, la climatización, la producción de agua caliente sanitaria, el recambio del aire y la purificación a través de sistemas únicos en bomba de calor de ciclo anual que utilizan del 75 al 100% de energía rennovable.