Estas en: Residencial

EL SISTEMA ÚNICO PARA EL CONFORT RESIDENCIAL

2015: nace Clivet Live

Para responder a las exigencias de confort residencial, Clivet ha creado una nueva división de profesionales inspirados en principios implícitos en la sigla LIVE

 

LIFE La defensa del planeta para el futuro de nuestros hijos - INNOVATION La pasión y la curiosidad guían la innovación - VISION Tecnología y sistemas para garantizar confort y eficiencia - ENERGY Protagonistas de la nueva era energética

 

 

 

Clivet ofrece soluciones específicas para las diferentes necesidades de instalación de los edificios residenciales, aumentando la clase de eficiencia energética y por lo tanto el valor. Sistemas completos, que simplifican la instalación y garantizan el confort todo el año: 

  • Calefacción

  • Climatización

  • Producción de agua caliente sanitaria

  • Recambio de aire y purificadores de aire 

Una única instalación, que utiliza desde el 75 al 100% de energía renovable, compuesta por dispositivos optimizados y altamente industrializados, coordinados por una única regulación, que utiliza de la manera más eficiente posible las características de cada elemento, garantizando un resultado seguro en términos de fiabilidad, eficiencia y confort.

 

Sistemas que garantizan ahorros de energía primaria de hasta el 50% respecto a los sistemas de combustión y la total eliminación de las emisiones directas de CO2 o gases nocivos.

 

La ventaja de desarrollar sistemas integrados es enorme por que permite simplificar las instalaciones incluyendo solo los elementos necesarios que pueden interconectarse entre ellos de manera que la instalación sea sencilla, reduciendo los costes totales de instalación y maximizando el ahorro energético y aumentando la comodidad de los ambientes.

 

 

Uso de energía renovable

 

El desarrollo de los sistemas en bomba de calor de ciclo anual no es solo una necesidad de ofrecer soluciones que respeten el medio ambiente, sino una tendencia real del mercado.

 

1- Evolución de las instalaciones 

cada vez más orientada hacia la calefacción y el enfriamiento radiantes, requiere temperaturas de funcionamiento (de media, verano

18-23°C – invierno 35-30°C) mucho más acordes a los sistemas en bomba de calor que, precisamente a esas temperaturas, garantizan una óptima eficiencia y bajos consumos. En cambio, los sistemas tradicionales con caldera, a temperaturas del agua de calefacción tan bajas, presentan importantes reducciones de eficiencia.

 

2 - Eficiencia superior

Los COP medios estacionales de las bombas de calor llegan incluso a 4 en las unidades aire-agua más eficientes. Suponendo una generación de eficiencia energética media entre 0,4 y 0,5 a nivel europeo, diferente en cada país, se entiende que el rendimiento de una bomba de calor, en relación a la energía primaria, es comparable al 180%, y por tanto superior a cualquier generador de combustión, con consumos de energía primaria un 50% de media menores que los de las soluciones de combustión de gas natural o gasóleo. Unos ahorros aún mayores en el caso de bombas de calor que emplean fuentes térmicas favorables, como por ejemplo el agua de capa freática.

 

3 - Directiva Comunitaria

La Comisión Europea, mediante la Directiva 2009/28/CE del 23 de abril de 2009 para la promoción del uso de la energía procedente de fuentes renovables (conocida como Directiva RES), ha definido el "calor ambiente" contenido en el aire, el agua y la tierra como fuente renovable. Las bombas de calor utilizan este calor ambiente para generar confort durante todo el año en el interior de los edificios.

Tener un COP de 4 significa además que solo el 25% de la energía térmica cedida al edificio proviene de la energía eléctrica, mientras que el 75% restante procede de fuentes renovables. 

 

4 - Energía Renovable del 75% al 100%

Si se combina la bomba de calor con un sistema solar fotovoltaico capaz de generar una cantidad de electricidad equivalente al 25% de la energía suministrada por la bomba de calor (a modo de ejemplo, consideremos como antes un COP medio estacional de 4, valor muy habitual en los sistemas Clivet), el sistema de climatización pasa a utilizar un 100% de  energía renovable.

 

5 - Reducción de las emisiones de CO2:

Los sistemas en bomba de calor no utilizan recursos fósiles como el gas natural o el gasóleo, por lo que no producen emisiones de CO2 directas en el lugar de instalación. Incluso considerando el CO2 equivalente generado por el productor de energía eléctrica, siempre según el rendimiento nacional del 0,46, las emisiones indirectas de CO2 rondan de media el –45% con respecto a los sistemas de combustión.